La línea de vida continua y el material

La línea de vida continua

vignette2Los acondicionamientos introducidos en Marqueyssac convierten esta Vía Ferrata en la primera del mundo en disponer de una línea de vida continua.

Los usuarios permanecen conectados a la línea de vida a lo largo de todo el recorrido, mediante una corredera de progreso en el cable. Este sistema no requiere ninguna manipulación de seguridad por parte del participante, que no se podrá desenganchar de la línea de vida antes de llegar al final del itinerario, lo que incluye su regreso a pie hasta el punto de partida, en una zona asegurada a la perfección.

 

El material

Para su seguridad y comodidad, ponemos a su disposición todo el equipo necesario para practicar la actividad: arneses, ramales con un sistema de absorción de impactos, y cascos.

Por razones de seguridad, no se admite que los participantes aporten su propio material.

Los equipos que proporcionamos satisfacen la normativa vigente sobre Equipos de Protección Individual (EPI). Para garantizar una seguridad y calidad óptimas, se someten a controles con regularidad.

Se pueden consultar los manuales de uso de los Equipos de Protección Individual, así como sus certificados de conformidad, simplemente con pedirlo.

casqueEl casco

Protege la cabeza en caso de que caigan piedras, o de golpearse con alguna roca. Es imprescindible.
Nuestros operadores se lo ajustarán a su talla, para inmovilizarlo y que no se mueva.

 

baudrierEl arnés

Es el elemento imprescindible para desplazarse por el acantilado. El ramal se amarra precisamente en el punto de enganche del arnés. Tres opciones son posibles, en función del tamaño de los participantes. El arnés lo elige el operador que proporciona el equipo.

longeEl ramal

Sirve para conectar el arnés a la línea de vida. El ramal específico de la Vía Ferrata de Marqueyssac cuenta con un conector exclusivo adaptado a la línea de vida continua. Está equipado con un sistema de absorción de impactos, que incluye un disipador de energía y que puede amortiguar cualquier posible caída.